Mark Zuckerberg: "Oculus Rift mantendrá su apuesta por los videojuegos"

No hace ni un día de la multimillonaria compra de Oculus VR por parte de Facebook. Una adquisición dispuesta a marcar el panorama informativo de las próximas semanas con las ideas futuras y presente de las gafas de realidad virtual Oculus Rift. Entre todas estas dudas destaca cómo de prioritario serán sus posibilidades en el terreno de los videojuegos a partir de ahora. Algo que ambas compañías han querido aclarar al poco tiempo de la compra: "Los juegos inmersivos será lo primero en llegar, y Oculus ya tiene grandes planes que no vamos a cambiar, de hecho esperamos acelerarlos", confirmaba en el muro de su perfil social Mark Zuckerberg.

"Rift es esperado con muchas ganas por parte de la comunidad de jugadores y hay un gran interés de los desarrolladores en construir experiencias para esta plataforma. Nos vamos a centrar en ayudar a que Oculus construya su producto y mejore las relaciones para soportar más juegos. Oculus seguirá operando de forma independiente dentro de Facebook para lograrlo", continuaba aclarando Zuckerberg.

También ha hecho declaraciones el fundador de la empresa, Pamer Luckey, a través de su cuenta en reddit. "Siempre he amado los juegos. Son ventanas a mundos que nos permiten viajar a lugares fantásticos. Mi incursión en la realidad virtual fue consecuencia del deseo de mejorar mi experiencia de juego. Hacer de mi equipo algo más que una ventana a esos mundos, para que me permitiera entrar en ellos," declaraba. "A medida que el tiempo fue pasando, me di cuenta de que esta tecnología no sólo era posible, sino que estaba lista para llegar al gran público. Solo necesitaba el empujón adecuado", continuaba sobre los inicios de un producto que espera sea "asequible para todos".

Sobre la compra, "la asociación acelera nuestra visión, nos permite ejecutar algunas de nuestras ideas más creativas y tomar riesgos que de otra forma serían inasumibles. Y lo más importante, esto significa un mejor Oculus Rift, con menos concesiones".

Aunque claro está, desde el gigante de las redes sociales ya marcan nuevos y potenciales usos para el dispositivo. "Después de los juegos, vamos a convertir a Oculus en una plataforma para muchas otras experiencias. Imagina disfrutar de un asiento en primera fila en un partido, estudiar en una clase con alumnos y profesores de todo el mundo o visitar al médico cara a cara con sólo ponerte tus gafas en casa. Esta es una plataforma de comunicaciones totalmente nueva. Al sentir una presencia auténtica, puedes compartir espacios y experiencias con la gente que te importa, sin restricción alguna. Imagina compartir algo más que momentos con tus amigos, como experiencias y aventuras completas", explicaba el CEO de Facebook.


Por último, había interés por saber la opinión de una de las caras visibles del equipo de Oculus, John Carmack. Lo ha hecho a través de su Twitter y nos ha emplazado a leer sus valoraciones más completas en un par de días. Aun así, ha mostrado "respeto" por el funcionamiento de la escala técnica de Facebook y también ha comentado que esta compra evitará algunas crisis en la empresa. Cerró sus mensajes ironizando un poco sobre la adquisición: "supongo que voy a tener que hacerme cuenta en FB ahora, para que puede escribir mensajes un poco más largos", concluía.