De «Titanfall» a «Destiny»: los videojuegos futuristas de disparos se cuelan en la nueva generación

Los videojuegos de disparos en primera persona, donde el jugador adopta el mismo punto de vista que su personaje, son el género que ha marcado la última década en las consolas. Su popularidad se debe a la posibilidad de experimentar la acción desde la vista del protagonista, y en ser pionero y exprimir como ningún otro las posibilidades de las partidas online con múltiples jugadores. Dentro del género hay tres subgéneros principales: bélico, con las sagas «Call of Duty» y «Battlefield» como máximos exponentes; distopía en el presente o futuro cercano («Half Life» o «Crysis»); y futuristas, como «Titanfall», lanzado este fin de semana. 

«Titanfall» añade competencia en un estilo ambientado en el futuro que contará con una gran variedad de títulos en la nueva generación de consolas: el ya estrenado «Killzone: Shadow Fall»; «Destiny», previsto para otoño; y el esperado «Halo 5», para el que habrá que esperar presumiblemente hasta el año que viene.

 «Titanfall» tiene dos grandes diferencias respecto a sus competidores actuales. La primera es que está orientado como pocos al juego online: deja el modo historia en un segundo plano y se centra en campañas de desafíos concretos en mapas pensados al milímetro para el lucimiento del combate. 

La segunda diferencia, y más importante, es el modo de juego. El título muestra una futurista frontera en tensión. Los combatientes cuentan con una mochila propulsora que permite combates acrobáticos; y, sobre todo, disponen de los «titanes», enormes máquinas antropomorfas, poderosas pero vulnerables, que amplían la variedad y espectacularidad de los enfrentamientos.

Disponible desde este fin de semana para Xbox 360, Xbox One y PC.

 La gran apuesta exclusiva para el lanzamiento de PlayStation 4 a finales del año pasado fue «Killzone: Shadow Fall», la cuarta entrega de la saga, creada desde el comienzo para la nueva era de consolas. La potencia está en la espectacularidad de los futuristas escenarios abiertos, la iluminación, la velocidad de movimiento y la sensación de realismo de una guerra fría espacial entre unos refugiados siderales y la especie del planeta de acogida.

El argumento, la estrategia y el sigilo son secundarios en un título de acción pura en las manos armadas de un agente especial de seguridad y su drone. El robot volador, sin ser una novedad, sí ofrece variedad al título y, sobre todo, un nuevo aspecto para el jugador, ya que usa un elemento innovador en el mando, la pantalla táctil, como complemento a los habituales botones.

Disponible desde noviembre de 2013 para PS4.

 Halo es un universo de ficción surgido en Xbox hace poco más de una década que ha crecido hasta formar una historia compleja, completada con libros, cómics, series y todo el merchandising imaginable. El primer Halo marcó el camino a principios del siglo, especialmente por su enfoque online, entonces poco explotado en las consolas. Su popularidad hizo crecer su mundo de ciencia ficción con sus personajes, trama elaborada y seguidores tan incondicionales como los de «La Guerra de las Galaxias» o «Star Trek»; más que ningún otro título surgido originalmente de los videojuegos.
El epicentro de la saga está en las, hasta ahora, cuatro entregas principales, aunque hay numerosos títulos que completan la saga. «Halo 5» todavía está en desarrollo, su estreno no está previsto hasta el año que viene, y poco se sabe de su contenido. Las expectativas son muy altas, ya que se espera que suponga para la nueva generación de consolas lo que «Halo» en Xbox y «Halo 3» a Xbox 360. La saga se ha puesto a sí misma el listón muy alto, especialmente por la explotación del modo multijugador y la inteligencia artificial de los enemigos y los aliados.

Disponible solo Xbox 360, Xbox One y PC. Sin fecha de publicación, pero presumiblemente saldrá en 2015.

El estudio que creó «Halo», ahora independiente de Microsoft, es el responsable de un nuevo universo, «Destiny», con un lanzamiento previsto para otoño. El juego pretende explotar el multijugador al máximo, en un mundo completamente abierto, con la formación continua de escuadrones (habitualmente formados por tres jugadores) y la necesidad permanente de conexión a internet.

El mundo de ciencia ficción, heredero del estilo de «Halo», estará salpicado por elementos fantásticos, con unos personajes más personalizables. Los protagonistas, los guardianes, defienden la fuerza contenida que originó el Sistema Solar, del acoso de los enemigos, los caídos, en un universo de supervivientes tras un apocalipsis previo, con aventuras en unas difícilmente habitables Tierra, Luna, Marte y Venus.
Disponible en otoño de este año para Xbox 360, Xbox One, PS3 y PS4.