Fabricar cada Xbox One le cuesta 471 dólares a Microsoft

Según un estudio realizado por la firma de investigación IHS, la nueva Xbox One estaría costando a Microsoft unos 471 dólares de fabricación, sin contar otros precios derivados de la distribución y promoción del sistema.

La mayor parte de este costo procede de Kinect, que tendría un coste de fabricación de 75 dólares. Después, la combinación de CPU y GPU supondría unos 110 dólares, mientras que otros 60 dólares irían para los chips de memoria, unos 26 dólares a la fuente de alimentación y finalmente unos 15 dólares para el mando de control.

El total de todos estos componentes supondría a Microsoft 471 dólares en fabricación de la consola, al que habría que sumar los costes de distribución y promoción de la misma, lo que prácticamente no dejaría margen de beneficio a la hora de vender cada unidad.

Esta misma firma de investigación señaló hace días que fabricar una PlayStation 4 costaba a Sony unos 381 dólares, lo que en términos comparativos supondría que fabricar una Xbox One cuesta 90 dólares más que una PlayStation 4.