Cambiando la pasta térmica de una Radeon R9 290X para mejorar su rendimiento

Las recientes Radeon R9 290X han demostrado que AMD sabe hacer tarjetas gráficas muy rápidas y económicas, sin embargo también hemos visto como el sistema de refrigeración de referencia de las nuevas tarjetas es muy deficiente y si aún no estábamos convencidos Tom's Hardware nos lo demuestra por partida doble.

El primer punto es un artículo que ya tiene sus días y que demostraba qué ocurría a una Radeon R9 290X si le cambiábamos por completo el sistema de refrigeración añadiendo un Arctic's Accelero Xtreme III, el resumen es rápido: mejores temperaturas y un nivel sonoro notablemente inferior.

Sin embargo lo primero no tiene excesivo mérito desde el punto de vista de que los ventiladores mastodónticos y caros como es ese normalmente mejoran las temperaturas de cualquier sistema de disipación de referencia o incluso el de algunos de ensambladores. Lo que sí resulta preocupante es el segundo artículo, mucho más simple y que se dedica a comprobar la calidad de la pasta térmica empleada por AMD entre el chip gráfico y el disipador de referencia. Tom's Hardware la analiza y ve que es de mala calidad, por lo que opta por cambiarla por una pasta Gelid’s GC-Extreme.


El resultado es una mejora de las temperaturas, igualmente y tras el cambio de la pasta, la tarjeta alcanza los 94ºC y empieza a frenar frecuencias, pero tarda más minutos en llegar a esta temperatura y le cuesta menos enfriarse, así las bajadas de frecuencias son menores y el rendimiento final de la tarjeta en modo silencioso es significativamente superior con la nueva pasta térmica que con la que viene de serie.

Esto demuestra que incluso la pasta térmica utilizada en el modelo de referencia de AMD es mejorable y nos recomiendan que hagamos el proceso si queremos mejorar el rendimiento de la tarjeta, aunque eso sí, nos arriesgamos a perder la garantía y estamos haciendo una tarea que debería haber hecho el fabricante.

Para rizar el rizo habría sido interesante ver qué ocurre a una GeForce si le cambiamos las pasta térmica y ver si ahí también hay margen de mejora o no, para así determinar si el sistema de refrigeración de referencia de NVIDIA también podría ser mejor.