Sony y Panasonic ya trabajan en el sucesor del Blu-ray, que tendría como mínimo 300GB

Los que fueran grandes enemigos hace tan sólo unos años, cuando competían por ver qué formato se imponía en el hogar, han anunciado una colaboración para desarrollar el formato que vendría a suceder al Bluray, el cual se impuso hace unos años al HD-DVD. Sony y Panasonic han unido fuerzas para preparar un nuevo formato físico que intente hacer frente al imparable avance del contenido en streaming.

Para intentarlo han ideado un disco que tendría como mínimo 300GB de capacidad, aumentando considerablemente el tamaño de los Bluray domésticos. Este nuevo formato, que aún carece de puntos definidos, estaría planeado para algún momento de 2015 como muy pronto, y ambas compañías estarían barajando nuevos sistemas antipiratería, maneras distintas de proteger el disco contra agua y polvo o una mayor tasa de transferencia de datos, por lo que podrían acoger el lanzamiento serio de las películas en 4K, una vez los televisores de esta nueva resolución comiencen a bajar de precio y a ser habituales en los comercios y los hogares.