PES 2011 y el fútbol boliviano de ensueño

“Yo jugaba muy bien, era una maravilla, pero sólo de noche, mientras dormía” Eduardo Galeano.



“No conozco muchos jugadores que puedan hacer un gol así. Fue de PlayStation”, dijo, resignado, Arsène Wenger. Era la primera vez que un director técnico al no encontrar una razón coherente en el mundo real, usaba el playstation como explicación a lo visto esa tarde: Messi acababa de hacerle cuatro y su Arsenal se despedía de la Champions League 2010 bailado por el Barcelona. En Konami habían invertido una millonada para que Lio aceptara ser la cara del Pro Evolution Soccer (2009, 2010, 2011… las portadas se repiten con Messi vestido de blaugrana). El 10 de Diego o Pele nunca había tenido un sponsor tan genuino hasta ése entre el mejor futbolista del mundo y el mejor juego de fútbol.

Los tiempos cambian y el playstation ha venido a reemplazar al futbolín como el juego que resume las pasiones futboleras y las pone en la palma de nuestras manos, las formas son otras: los jugadores de plomo se han cambiado por figuras digitalizadas que tienen idénticas características, en píxeles, a los jugadores reales; la disposición táctica ha dejado ser igual para todos (1-3-4-3) para pasar a un amplio menú de opciones que te pone en la piel de un director técnico capaz de mover la formación según gusto propio, planificar jugadas a balón parado, estrategias defensivas o de ataque, entrenamientos, fichajes, etc; el rectángulo de juego permanece, pero los estadios son replicas exactas de los reales; el clima juega, también la densidad y la presión atmosférica, la altura (¿La pelota no dobla?) y si porsiacaso antes la no presencia de nuestros equipos nacionales, salvo en versiones apócrifas, nos obligaba a la identificación con otros clubes, el PES 2011 ha incluido la posibilidad de jugar la Copa Libertadores con equipos latinoamericanos: Blooming, Bolívar y Real Potosí, entre los de estas tierras. Y entendiendo al fútbol como un fenómeno social, ya un año atrás aparecía la selección Boliviana en el PES 2010 por primera vez en las ediciones de Konami después de aquel triunfo frente a Argentina por 6 – 1, porque si bien el escritor boliviano Ramón Rocha Monroy decía, que una de las cosas más importantes que hizo Evo Morales y su gobierno fue poner al país entero en un diván, aquella goleada histórica le sirvió al fútbol boliviano ser parte de la coyuntura mundial en el terreno futbolero.

Queda claro que al apostar por la hiperrealidad, y aun en una versión digital, a los equipos bolivianos se les hace difícil la victoria con la selección o copa Libertadores y el robar un punto de visitante se hace una hazaña, pero incluso con esas dificultades (lo bueno de la virtualidad: si nuestro equipo pierde, siempre se puede “jugar de nuevo”) el ver a un equipo Boliviano haciendo un fútbol de ensueño, se hace mas cercano y mas aun saliendo Campeón de la libertadores que aunque sea virtual se la disfruta.

Porque este juego es sólo una representación de la vida, de ese deporte que no podemos olvidar porque está allí omnipresente. Porque este virtualismo de una pasión basada en un balón, pasa por un filtro que desecha la politiquería enraizada en el fútbol, los manejos sucios, los jugadores pechos fríos y los otros alcohólicos, de partidos aburridos o de desclasificaciones injustas, este fútbol virtual está allí para reafirmarnos sobre el césped o para ser Maradonas, Peles, Etcheverrys o Ugartes, no en sueños, sino en una versión paralela, casi real.

El Pro Evolution Soccer 2011 (o Winning Eleven 14) salio a la venta el 30 de septiembre disponible para PC, PS2, PS 3 o Xbox 360. En Bolivia, PES es uno de los títulos más vendidos y existen campeonatos anuales. PES 2011 viene con la licencia oficial de la UEFA Champions League, UEFA Europa League y la Copa Libertadores con equipos latinoamericanos que cuentan entre sus filas a los equipos bolivianos de Blooming, Bolívar y Real Potosí.
___
Articulo Original salido en 2011, en el blog de Rocko.