Rendimiento de Watch Dogs con 34 VGAs y 20 CPUs

Ya tenemos nuevo juego de relevancia para PC y como es habitual aparecen las comparativas de rendimiento para el mismo. Una web que nos tiene acostumbrados a ello es TechSpot que nos ofrece un artículo muy completo en este aspecto. Y aunque no sale todo apunta a que Ubisoft cumple con lo de que una GTX 670 es suficiente para jugar a 1080p.

A nivel de detalle ultra vemos pocas diferencias entre la GeForce GTX 780 Ti y la Radeon R9 290X, cosa que nos sorprende. A 1680x1050 a máximo detalle dicen que se puede jugar bien con una GTX 660 o una R7 265, ya que superan los 40 FPS de media. Para hacerlo a 1920x1200 lo mínimo necesario es disponer de una GeForce GTX 660 Ti o una Radeon R9 270. Finalmente a 2560x1600 la exigencia sube mucho, cosa que no ocurría entre 1680x1050 y 1920x1200, y ahora una GTX 770 o R9 280X (y similares) se quedan en los 39 FPS, con un importante salto a los 48/51 FPS con una Radeon R9 290/GTX 780.


A nivel de detalle alto las cosas mejoran para los usuarios que no tienen un equipo puntero y para superar los preciados 40 FPS vemos que a 1050p tenemos suficiente con una R7 260X/HD 6970/GTX 480/GTX 650 Ti Boost. A 1200p tenemos que disponer de una GTX 750 Ti o una HD 7850, mientras que la resolución 1600p vuelve a resultar muy exigente y pide una Radeon HD 7950 Boost o una GTX 680 para superar esos 40 FPS.

Prueban diferentes procesadores y, como ya es habitual, Intel se mantiene en cabeza, sin diferencias entre un Core i5-4670K y un Core i7-4960X, por lo que ahí hay un cuello de botella con la gráfica o la configuración elegida y nos resulta difícil concluir algo, sí es cierto que hay un gran salto de rendimiento entre un A8-7600 (52), un FX-4320 (67) y un FX-6350 (76).

Prueban el overclock/underclock a un Core i7 4770K y ahí vemos que incluso a 2,5 GHz funciona exactamente igual que a 4,5 GHz, lo que indica que quizá se han pasado con la exigencia gráfica. El FX-8350 sí mejora entre 2,5 y 4,5 GHz, pero tampoco de forma muy relevante, de 76 a 82 FPS.

Concluyen que el retraso de Watch Dogs fue una decisión acertada por parte de Ubisoft, puesto que no ha resultado tan exigente como se podía esperar con nuestro hardware y si bien para jugar a ultra a 2560x1600 se puede necesitar muy buen equipo, a 1920x1200 o niveles de detalle medios la cosa es bastante razonable.

Y aunque tocaría probar con otros ajustes gráficos parece que el procesador no será un problema para este juego, mucho más dependiente de gráfica.

Mencionan que no han podido probar soluciones multiGPU por falta de perfiles, cosa que quedará resuelta con los últimos controladores de NVIDIA y AMD.