Crytek: 'Los desarrolladores se quedarán sin RAM en las nuevas consolas'

Uno de los aspectos que más fueron aplaudidos de PlayStation 4 fueron sus 8GB GDDR5 en arquitectura unificada, algo que, a priori, podrían parecer suficientes para ofrecer todo tipo de experiencias de juego durante esta nueva generación de consolas.

A pesar que desde Crytek exigieron un mínimo de 8GB de RAM para las consolas de nueva generación, ahora desde el estudio consideran que esta cifra va a llenarse muy fácilmente y que, por lo tanto, va a limitar futuros juegos de PS4 y Xbox One.

En concreto así lo piensa Sean Tracy, uno de los gerentes de desarrollo de negocios de la compañía para Estados Unidos. "Estoy de acuerdo en que los 8GB de RAM se van a llenar fácilmente, y además debes tener en cuenta que los desarrolladores no tienen ni siquiera acceso completo a estos 8GB. Por ejemplo, la Xbox One retiene parte de esta RAM para propósitos de su sistema operativo".

"Dado que la tecnología avanza de manera exponencial, como dice Ray Kurweil, no tardaremos en descubrir que los requerimientos computacionales de los juegos llegarán rápidamente al techo de estos pocos gigas de RAM. Ya habíamos tenido que gestionar intensamente el uso de esta memoria en Ryse, y este será uno de los factores que a buen seguro limitarán esta generación de consolas", explica.

A lo que prosigue añadiendo que "mientras el hardware se hace más fuerte, la complejidad de las escenas puede ser aumentada junto a su dinamismo. Sin embargo, con esto dicho, no es sólo la potencia bruta la que permitirá los gráficos fotorealistas, sino la tecnología que se adapta de forma inteligente utilizando todo lo que el hardware tiene que ofrecer".

En resumidas cuentas, desde Crytek creen que una vez más, todo se reduciría a cómo se optimicen mejor los recursos disponibles tanto en PlayStation 4 como en Xbox One.