Xbox: "No se trata de decir que Scalebound, Crackdown 3 o Quantum Break no llegarán nunca a Windows"

Algunas exclusivas de Xbox One han terminado llegando a la circuitería del PC en los últimos tiempos. Es el caso de D4, Killer Instinct o Ryse: Son of Rome. ¿Podría suceder lo mismo con Quantum Break, Crackdown 3 o Scalebound? De momento no está en los planes del mandamás de Xbox, Phil Spencer, pero tampoco puede negar rotundamente que acabe sucediendo en el futuro: "No se trata de decir que esos títulos no llegarán nunca a Windows, pero en estos momentos estamos centrados en acabar lo que ya se ha comenzado".

Spencer quiso ser franco con el medio americano PC Gamers: "Siendo honestos, comenzamos el desarrollo de los tres juegos antes de la expansión a Windows que quise llevar como mandamás de la división de Xbox". Parece que el interés de la empresa, actualmente, pasa por ver finalizados los presentes desarrollos antes de pensar nuevas fronteras para ellos: "Creo que añadir una nueva máquina en la que desarrollar al estudio no es la mejor forma de garantizar el mejor resultado para los juegos" comentó.

Quantum Break, Crackdown 3 y Scalebound fueron tres de los videojuegos principales de Microsoft en la pasada Gamescom. Hubo lugar para presentar Halo Wars 2, pero los tres primeros acabaron protagonizando la convención de Microsoft en suelo alemán. Los tres se esperan para el próximo año en exclusiva para Xbox One.

Quantum Break