Prueba de rendimiento de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Techspot ha realizado una comparativa de rendimiento de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, nueva entrega de la popular saga de Konami, y el resultado ha sido bueno.

El juego no es demasiado exigente ya que se conforma con una Radeon HD 7870 para funcionar sin problemas en 1080p y calidad máxima.

Subiendo la resolución la exigencia de tarjeta gráfica aumenta mucho, pero no aprovecha procesadores de más de dos núcleos, por lo que un Pentium de nueva generación es suficiente.