Un ex de los Lakers defiende que los jugadores profesionales también son atletas

Rick Fox, un ex jugador de la NBA, ha salido en defensa de los jugadores profesionales de videojuegos en un programa de entrevistas americano. Según el tres veces campeón del anillo con Los Ángeles Lakers, "ellos son atletas. Atletas digitales profesionales". Según parece, el hijo de Fox es un apasionado de la competición electrónica y él habría abierto los ojos al baloncestista.

Ha comparado su preparación para llegar a la élite con la que esos jugadores necesitan hacer para ser los mejores en sus juegos: "Pienso en lo que costó convertirme en deportista profesional y pienso en la cantidad de horas que dediqué. Concentración, dedicación, práctica, preparación, energía y muchas otras cosas. Ellos son jugadores esponsorizados, tienen sus carreras y consiguen cientos de miles de dólares con ello".

No digo que cualquier jugador de videojuegos sea un profesional, igual que tampoco todos los jugadores de baloncesto son profesionales del baloncesto, hablamos de gente que ha querido seguir ese camino y convertirse en atletas profesionales digitales. Entre los presentadores estaba la actriz Whopi Goldberg, que aseguró ser "una gran jugadora de Diablo" pero puso en entredicho que la palabra "atleta" fuese la correcta para definir a esos jugadores.

Se trata de un debate actual en la esfera del competitivo electrónico y el deporte tradicional. ¿Los jugadores profesionales son deportistas? ¿Entran dentro de esa categoría igual que lo hacen los ajedrecistas o los golfistas? ¿O la ausencia de un esfuerzo físico debería obligar a buscar una palabra que los defina de cara al futuro?