AMD destaca los beneficios de algunas características de DirectX 12

AMD ha destacado dos de las principales novedades que Microsoft introducirá en la nueva versión de su API gráfica, el esperado DirectX 12, que serán conocidas técnicamente como "multi-threaded command buffer recording" y "async shaders" con las que AMD espera poder ofrecer una mejora significativa en los títulos que usen el sistema a través de sus tarjetas gráficas.

Async Shaders

Async Shaders es una característica que permitirá a la GPU (el procesador gráfico) calcular o memorizar actividades en los "huecos" entre la carga gráfica presentada por un juego. De esta manera, se consigue superar una limitación de anteriores DirectX, que en esencia funcionaban de forma secuencial usando una cola de procesamiento para todo tipo de operaciones. Esto implicaba que parte del hardware podía estar pendiente de recibir tareas, lo que no permite aprovechar todo su rendimiento.


DirectX 12, en cambio, permite utilizar esos huecos para realizar otras tareas y reducir el tiempo general de renderizado, lo que implica una menor latencia en todo el aparato gráfico y, por tanto, se obtiene mayor rendimiento que puede traducirse en mayor tasa de imágenes por segundo.
AMD destaca que su generación de procesadores de arquitectura Graphics Core Next está equipada especificamente para aprovechar esta característica de DirectX 12 a través de una función específica de su diseño de hardware, el Asynchronous Compute Engine (ACE). Esta tecnología ya está integrada en sistemas como las actuales Radeon R9 290X y todas las gráficas con esta tecnología (que debutó en 2011) incorporan diferentes grados de ACE.