Un PC para jugar a la altura de las expectativas

Via: 3dJuegos.

Servicios digitales en los que adquirir juegos baratos, posibilidades de actualización, un precio acorde a las necesidades, tan fáciles de mantener y tanto o más potentes que las consolas next-gen… Seguro que has oído esto mil veces sobre el PC, ¿pero es cierto? ¿Cuánto cuesta aproximadamente un PC para jugar? Hay muchas posibilidades, pero aquí tienes tres configuraciones orientativas.

Montando un PC Gaming
Las últimas semanas están siendo un aluvión de noticias referentes al posible futuro del videojuego en PC. Nos referimos concretamente a las conocidas como Steam Machines, los PC/Consolas nacidos con la vocación de unificar y estandarizar el PC como plataforma de juego "sencilla". Comentarios como "cerrado", "complicado", "caro" o incluso "infierno" no le son ajenos al PC cuando se habla de usarlo como algo más que una máquina para navegar y producir hojas de cálculo. Manifestaciones que normalmente provienen de jugadores que han crecido con un pad en sus manos, y que probablemente manejarán mejor de lo que nunca lo harán con un volante o una palanca de vuelo. Esto no tiene que ser necesariamente malo para la plataforma de los compatibles, ya que aunque ese usuario no es susceptible de caer ante sus encantos, quizá este sea un buen momento para pensar probar esta plataforma. Esto es precisamente lo que buscan en plataformas digitales como Steam, GoG, Origin y tantas otras: Más usuarios. Pero claro, antes hay que adquirir un PC…

Contrariamente a lo que se piensa, jugar en PC no es caro como veremos a continuación, y aunque se pague algo más por el hardware, gracias a los servicios digitales de descarga hoy en día es fácil y barato adquirir software, con lo que el hierro queda rápidamente amortizado, y no resulta tan inusual ver colecciones de más de 200 juegos entre los usuarios de esta plataforma.


Si antes este tipo de jugador estaba muy desperdigado, hoy en día hay muchísimos usuarios nuevos que no saben ni se preocupan por lo que hay dentro de un PC, ni tampoco por cómo funciona. El poder tener un "mayordomo" en el mundo pecero que se ocupa de instalar DirectX, o .NET, o cualquier otro componente importante que un juego necesita para correr sin que uno tenga que hacer nada de nada, es sin duda el elemento masificador del PC. Que una persona normal, sin "esparadrapo en las gafas", pueda jugar en un ordenador simplemente entrando dentro de un programa y pulsando el icono de su juego favorito, que además lleva la carátula del mismo, es algo notable. ¿No? Muchos esfuerzos se han hecho también por parte de los fabricantes de hardware, y las principales compañías de componentes incluyen ya sus drivers con el sistema operativo, y si no es posible por necesitar una mayor frecuencia de actualización, se han preocupado en muchos casos, como AMD y nVidia, de proporcionar programas que automatizan todo el proceso. El usuario sólo tiene que pulsar en "Acepto" cuando el programa le avisa que hay una nueva versión. Como en una consola. Es el signo de los tiempos. 


Lo cierto es que si Valve, Electronic Arts, Blizzard, Ubisoft o CD Projekt Red desean atraer a más usuarios a sus tiendas, no había otra manera que facilitar todas estas opciones para captar usuarios nuevos. Por ejemplo, en el caso de la compañía comandada por Gabe Newell, en el reciente CES de Las Vegas hemos podido ver hasta 13 configuraciones de SteamMachines de diversas marcas como Gygabyte, Alienware o CyberPowerPC, y una cosa ha quedado clara: todas compartirán ciertos elementos con SteamOS por bandera -el nuevo sistema operativo de Valve bajo Linux pensado para Steam-, pero cada una seguirá dando especificaciones técnicas diferentes que intentan llegar a un mismo punto: la universalización del PC. Primero la tienda online, después los precios, Big Picture, el mando, y por último, lo que faltaba, el hardware fijo, o "sugerido". Un mando, una tele y una caja al lado. Muchos dirán que si anda como un pato, se mueve como un pato, y hace cua cua… Es una consola.

Referencia
El Hardware de las Steam Machines



Al existir distintas configuraciones de Steam Machines, vamos a quedarnos con los prototipos enviados por Valve en un principio para ver qué alternativas tenemos desde un enfoque pecero más tradicional.
  • GPU: Algunas unidades con NVidia Titan, otras con GTX780, habrá también GTX760, y finalmente GTX660.
  • CPU: se entregan prototipos con Intel i7-4770, i5-4570, y algunos i3.
  • RAM: 16GB DDR3-1600 (CPU), 3GB GDDR5 (GPU).
  • Almacenamiento: 1TB/8GB SSHD Híbrido.
  • Fuente de alimentación: 450w 80Plus Gold
  • Dimensiones: aproximadamente 12 x 12.4 x 2.9 de alto. Medidas en pulgadas.
Esto es tanto como decir que la máquina será muy potente/moderadamente potente/poco potente y entre cara y barata. Vamos, no decir nada de nada. Pese a que la compañía ha asegurado que habrá un equipo para cada necesidad, lo cierto es que quedarse con el tándem Intel –Nvidia directamente nos dice que no se ha querido reducir excesivamente costes (tradicionalmente AMD ha sido siempre más barata), y por tanto probablemente su precio no será tan contenido como los 399€ de una PS4, por ejemplo. Antes de dar alternativas, sí queremos llamaros la atención sobre un par de detalles.

El primero es la fuente de alimentación, que podría ser insuficiente para las configuraciones más potentes. Una Titan a toda marcha gasta unos 430 vatios, por 410 de la 780, con lo que esas configuraciones deberán tener una fuente más potente, y más cara. Después está el asunto de los 3Gb de memoria de vídeo, una cantidad inusual en el universo Nvidia, que suele moverse en configuraciones pares, excepto en una tarjeta en concreto, la GTX 780. Utilizando como base estas configuraciones de Steambox, podríamos encontrar un PC que, pieza por pieza, nos ayude a aguantar toda esta generación sin problema, eligiendo entre las tres configuraciones que os proponemos a continuación:

Un buen PC para Gaming
Precio aproximado: 1000€


Si se trata de comprar, y más en los tiempos que corren, no deberíamos caer en el juego de lo más potente cueste lo que cueste. Muchas veces los usuarios de PC tienen unas especificaciones de hardware entre dos y tres veces mayores de lo que van a necesitar en los próximos años, y aún así actualizan en menos tiempo. Este no es el objetivo de esta configuración. Vamos a daros algo que pueda ejecutar a la perfección cualquier juego.
  • CPU: Un Intel Core i5-4670K 3,4Ghz por 199€, es la elección obvia. Overclockea y tiene potencia suficiente. Además, un ventilador Noctua NH-U12P SE2 por 57€ mantendrá todo fresquito cual lechugas en el super.
  • La placa. Nada exótico, con una Asus Z87 PRO V Edition de 165€ nos valdrá.
  • Las memorias. Unas Corsair Vengeance 1600, 8Gb de buena memoria que nos permitirán sacar el rendimiento máximo a ese procesador que hemos montado. Seguro, no son las más rápidas, pero tampoco las más caras.
  • Un disco duro de 3Tb Seagate Barracuda (estupenda elección por capacidad y precio) 7200.14 por 101€ redondea el paquete. Un disco rápido, con mucha caché, y baratito.
  • Todo esto lo metemos en una caja Corsair Carbide 500R, y lo alimentamos con una fuente Corsair TX650M. Una gran fuente, para una (sola) gran gráfica.
  • Y por supuesto, la gráfica. La elección sería una GTX760, de EVGA por ejemplo que sale por 232€, y que lleva 2Gb de VRAM incorporada, GDDR5, rápida y especial para VGAs. La elección, de momento de gráficas AMD está capada para Steam OS, ya que no las soportan. Hay una declaración oficial que indica que el soporte llegará, y que trabajan tanto con una compañía (Nvidia) como con la otra (AMD). Pero de momento, una Nvidia nos dejará listos para ir corriendo a la tele a enchufar nuestro nuevo PC.
  • Habréis notado que hemos obviado el sistema operativo, y es que estas máquinas están pensadas para correr Steam OS, que es gratuito. Un gasto menos si no salimos de ahí.
Pero claro, ya que hablamos del vil metal, vamos a ver por cuánto sale. La factura de todo esto son unos 1000 euros, como veis un poco abultado. Por supuesto, esto es un PC razonable, y podemos recortar en algún que otro aspecto. Una caja algo peor, una fuente que no sea de una marca tan puntera, y buscar una placa base que nos haga lo mismo pero por 50€ menos, todo eso es posible. Pero la elección por la calidad de los componentes sería la que hemos mencionado.

Un PC a precio de consola Next Gen 
Precio aproximado: 500€-600€


Una vez que ya tenemos la configuración razonable, vamos a pasar al siguiente PC, algo que puede vérselas de tú a tú con una de las máquinas de nueva generación. O con las dos. Al fin y al cabo, y no se lo digáis a nadie, las nuevas máquinas desde el punto de vista de lo que es capaz de ofrecer el PC hoy día tampoco son la tecnología más puntera.
Mientras que los prototipos de SteamBox tienen algunas configuraciones muy brutas, la configuración base de una PS4 o una XBOX ONE es más bien humilde sobre el papel. Un procesador mediano y una gráfica de clase media-alta. No decimos que una configuración de este tipo sea igual a la de un Home Theater PC por ejemplo, la gráfica es demasiado potente para eso. Sin embargo una configuración con el procesador Jaguar de AMD es poco más capaz que un Atom de Intel. Vamos a ver qué tienen por dentro:
  • Procesador: AMD Jaguar, del cual han hecho un Frankenstein uniendo dos, con la esperanza de que fueran más potentes que con sólo uno.
  • Memoria: una de ellas tiene 8Gb de DDR3 a 2100Mhz, la otra una memoria típica de gráfica GDDR5, más rápida pero con mucha más latencia. Una memoria que en cualquier caso penaliza los procesadores más lentos que tienen ambas máquinas.
  • Gráfica: vienen en dos variedades, una un poco más potente que una HD7870 y otra un poco menos potente que la misma gráfica. Mientras que es una tarjeta capaz, relativamente, el tiempo no se ha portado bien con ella, y los juegos de nueva generación, los que son multiplataforma, en PC no van tan finos como debieran.
  • Disco duro: 500Gb a 5400RPM que tampoco es decir mucho…
Al final tenemos dos máquinas a las que se les nota demasiado el ansia por recortar gastos, y se percibe de manera muy palpable la diferencia con los juegos que exprimen el PC. Las sombras no son tan buenas y a menudo las texturas tienen algo menos de resolución. 

Es cierto que lo intentan subsanar con muchas partículas por toda la pantalla, a veces innecesarias, pero por 399/529€ no se puede pedir mucho más, por lo que será difícil hacer la comparativa con piezas de hoy día.
Y aquí viene la sorpresa: Simplemente no se puede. Cualquier configuración decente que hagamos pasa de los 500€, y eso excluyendo el lector Bluray, que no es necesario si sólo pensamos en un servicio digital como Steam. Siendo justos, hay que reconocer el mérito que tienen las nuevas máquinas a la hora de ajustar costes. Lo más cercano a una consola next-gen sería algo así:

  • CPU: AMD A4-6300, 3,7Ghz. por 46€
  • Placa: Gigabyte GA-F2A88XN-WIFI por 88€
  • Memoria: Crucial Ballistyx Sport DDR3 1600Mhz, 8Gb, por 68€
  • Un ventilador baratito para mantener la temperatura baja, un Arctic Cooling Freezer 13, por 26€
  • Un disco duro también baratito, aún así de 1TB, un Seagate Barracuda de 7200RPM 7200.14 SATA3, que gracias a su velocidad de giro dará algo más de velocidad. 52,95€, todo vuestro.
  • Una caja insulsa y más voluminosa que las nuevas consolas (Imposible no serlo), la NOX NX 100 USB3.0 que además incluye una fuente de 550W, por 47€
  • Y por último la joya de la corona, una gráfica MSI GeForce 660 OC 2Gb GDDR5 por 159€, o una Sapphire Radeon HD7870 GHZ Edition por 149€. Exacto, la misma tarjeta que las consolas a las que intentamos parecernos. Aunque si queremos Steam OS ahora mismo no es una opción…
  • Además, por diversión y afán completista, un combo ratón teclado de Logitech, el MK330, wireless por 29€. La elección del mando es algo que tiene que elegir cada usuario.
Hay que decir un par de cosas antes de nada. Mientras que la factura de todo esto ronda los 500€, el objetivo no era conseguir la misma potencia bruta, sino superarla. Podíamos haber hecho algo similar por el mismo dinero que una PS4, pero lo cierto es que no se puede tener todo. Lo que tenéis aquí es un PC bastante equilibrado, con pocos o ningún cuello de botella, y que debe superar la potencia de, digamos, una XBOX ONE o PlayStation 4. Pero sin Bluray.

Por supuesto, cuando no estamos condicionados por el dinero, podemos crear una máquina mucho mejor, sin estar atados por racionalidades. Mucha gente cuando va a por ello simplemente coge lo más caro de la lista y lo pone, pero no tenemos por qué hacerlo. Eso lo hace cualquiera. Por supuesto que podemos y que vamos a escoger componentes de gama alta para nuestra siguiente configuración, pero vamos a intentar hacerlo con cabeza.

La Next Gen de la Next Gen
Precio aproximado: 1600€



Bien, vamos con la última configuración, el PC Gamer que todos querríamos, sin intentar dejarnos dos sueldos en el camino.
  • CPU: Intel Core i7 4770K, 3,5Ghz, 289€ listo para overclockear. O no, ya es muy potente sin hacerlo.
  • Placa: Una MSI Z87 MPOWER MAX, con mucha calidad de componentes y un estupendo color amarillo y negro, muy, muy chula.
  • Memoria: No vamos a irnos por las ramas, 16Gb de memoria a 2133Mhz, unas GSkill Rip Jawsz con CL11 que vienen en 4 módulos.
  • Para refrigerarlo todo, un kit de refrigeración líquida de Corsair, pero no el H100 que es 20€ más caro, sino el H90 que va a dar un rendimiento similar por 80€.
  • Discos. Lo suyo es poner dos: Un SSD para el sistema operativo, en este caso uno de los mejores en el mercado, el Samsung 840PRO de 128Gb, con mucha velocidad y que mantiene las cosas relativamente razonables en precio, 121€. Después hay que poner el disco que alojará la carpeta de los videojuegos, un disco de 3Tb Seagate Barracuda 7200.14 con 64Mb de caché, por sólo 121€.
  • Una caja grande alojará todo esto, una CoolerMaster CM Storm Trooper, una favorita personal. Y la tenéis en blanco… por 134€.
  • Una fuente de alimentación a juego de 850W será suficiente para mover todo con soltura. Una Corsair RM850 modular por 133€. Lo mantendrá todo en marcha y además, ordenadito sin cables por el medio de la caja.
  • Gráfica: Con una MSI Geforce GTX 770 OC por 289€ es suficiente. Y si no basta, siempre se puede añadir una segunda. La caja, la fuente y la placa lo soportarán.
  • El teclado y ratón, a elección. Hemos escogido un combo teclado-ratón Logitech Wireless K710 por 79,95€. Pero, hay un amplio rango de teclados mecánicos de 100€ y ratones Gaming de 70€.
La factura de todo esto alcanza unos 1600€, con una sola GPU. Ahí van el sueldo y medio de un españolito normal, y también el intento de mantener las cosas tan low cost como fuera posible… Suponemos que al final no es un hobby barato después de todo. Lo que queremos decir con toda esta retahíla de configuraciones, es que el PC, como tal, está en un momento de transición. Podéis ir a cualquiera de las tiendas online más famosas del país y comprar usando la lista de componentes, pero lo cierto es que una vez que salgan las Steam Machines, es posible que el mundo pecero esté abocado al cambio. Un cambio que probablemente no será rápido, pero aparentemente sí inexorable. No sabemos si es un cambio bienvenido, sobre todo para los usuarios de toda la vida. Si hace este hobby más barato será una buena noticia, pero la estandarización muchas veces puede llevar a la mediocridad. Y el mundo del PC, si hay algo de lo que ha huido todos estos años, es de la mediocridad.