Lost Ark es un espectacular clon de Diablo III

A estas alturas de la película, nadie debería negar que Diablo III, aún sin ser un Diablo II, es un gran juego, con un enorme éxito y que ha enganchado a millones de jugadores. Por eso tampoco es de extrañar que salgan clones de su fórmula hasta de debajo de las piedras. Afortunadamente para nosotros, Lost Ark es un clon magnífico, con una calidad gráfica sorprendente y que parece tener unos cuantos trucos bajo la manga para diferenciarse del trabajo de Blizzard. Ojo al vídeo que hay tras el salto.

En este vídeo puedes comprobar las diferencias que existen entre varios de los personajes, que no son todos los que habrá disponibles en el juego una vez esté acabado. El estudio encargado de Lost Ark, Smilegate, ha prometido un total de 18 clases diferentes, por lo que no todo serán magos, guerreros, pistoleros y demás personajes típicos.


Gráficamente, el juego despunta, sobre todo para tratarse de un MMO. El equipo de desarrollo ha sabido sacarle punta al Unreal Engine 4, que todavía está un poco verde y pocos estudios se están atreviendo con él. Pero si, según comentan, hay 160 personas implicadas en el proyecto, el resultado puede ser más que interesante. Y sí, todo parece indicar que será free to play.

Por último, aprecien que las mecánicas de combate parecen un pelín más completas que las de Diablo III, acercando a Lost Ark un poquito a lo hack and slash. De hecho, ese ataque que hace la luchadora/maga se parece mucho a las invocaciones de Bayonetta, la bruja que reina sobre el género en consolas.