Francia enfadada con Assassin's Creed: Unity y Ubisoft

Candidato a la presidencia en Francia, el político Jean-Luc Melenchon se ha mostrado muy crítico con la forma en la que Assassin’s Creed Unity retrata la Revolución Francesa, al considerar que muestra al pueblo como un grupo de "salvajes", en contraposición con la nobleza de la que ofrece una visión más positiva.

"Es propaganda contra el pueblo, gente que ha sido retratada como bárbaros sedientos de sangre", comenta. Más indignante le resulta la visión positiva que el juego hace de María Antonieta, "esa cretina que se muestra como una pobre niña rica, mientras intentó salvar su pellejo vendiendo al pueblo de Francia"; o al rey Luis XVI, que también recibe un tratamiento más positivo del que quisiera el político galo.

Melenchon también ha sido crítico con la figura de Robespierre, que en el juego aparece retratado como un personaje despreciable. "El hombre que fue nuestro libertador en un determinado momento de la Revolución –porque esta duró mucho tiempo-, se presenta como un monstruo".

Por todo ello, el político afirma que Unity presenta "una imagen de odio hacia la Revolución, la República y el pueblo propios de la extrema derecha".