Aprende a activar el inicio rápido de Windows 10

Una de las ventajas de Windows 10 es la posibilidad de utilizar la función de inicio rápido, que crea una carpeta llamada “hiberfile” en la que guarda los archivos necesarios para acelerar el proceso de arranque.

Su uso está activado por defecto en instalaciones limpias de Windows 10, pero si hemos hecho una actualización tendremos que activarlo manualmente.

El proceso es muy sencillo, ya que basta con entrar en panel de control, hardware y sonido y seleccionamos opciones de energía. Desde ahí entramos en comportamiento del botón de inicio/apagado, cambiar configuración actualmente no disponible y activamos inicio rápido.