Internet está llegando al límite de la fibra óptica

Primero el agotamiento de las direcciones IPv4 y ahora el límite de la fibra óptica, dos grandes retos que debe enfrentar Internet, aunque para el segundo aún no hay remedio.

Según los expertos la fibra óptica actual tiene una capacidad máxima de 100 terabits por segundo, un límite que se alcanza gracias a medidas como la amplificación de la señal, cuyos efectos secundarios son la pérdida de calidad de la misma.

Ese máximo será superado en cinco años, debido al enorme crecimiento del consumo de contenidos multimedia en streaming, y aunque no hay solución fija se baraja la posibilidad de seguir amplificando la señal pero aplicando medidas para mantener su calidad.

Otra opción sería buscar nuevos materiales que permitan superar los límites de la fibra óptica, pero su implantación sería muy cara.