PlayStation 4 y Xbox One gastan hasta el triple de luz que sus predecesoras

El Natural Resources Defense Council (NRDC), un organización americana dispuesta para el análisis del consumo de energía, y el impacto ambiental del mismo, ha sometido a análisis el consumo eléctrico de las nuevas consolas en su primer mes de vida, y la conclusión es que la next-gen inflará nuestra factura a fin de mes.

Según los datos que lanzan, las nuevas consolas pueden llegar a consumir el triple que las plataformas anteriores. Esto es debido a que gastan más luz al mover juegos más potentes, tienen más funciones (Kinect, Share...) y su modo standby es mucho menos standby que lo era antes, estando constantemente realizando funciones cuando están "apagadas".

En facturas

Calculan que, de los importes que pagan los americanos en facturas eléctricas, 1 billón al año será debido al consumo de las videoconsolas.

Si miramos cuáles son los procesos que más consumen, desde el NRDC arrojan este gráfico:


PlayStation 4 consume más vatios encendida, tanto jugando, como viendo películas en streaming o navegando por menús, mientras que Xbox despunta en consumo cuando está apagada o en Standby.

Estiman también que Xbox One en su ciclo de vida, unos cinco años, costará a los americanos en torno a 150 dólares.

Algunas de las recomendaciones que lanzan a Sony y Microsoft para procurar la reducción del consumo eléctrico son, reducir las funciones en standby, o procurar que la consola gaste menos al ver vídeos en streaming. Ponen como ejemplo Apple TV, que gasta menos de 5 vatios en comparación con Xbox One y PlayStation 4, 74 y 90 vatios respectivamente.